Nuestra historia

A lo largo de dos décadas, Vrandan ha creado una fusión que hermana influencias europeas, americanas y africanas, dando lugar a un singular estilo que se define como “Atlantic World Fusion Music”. La actividad creativa de la formación, nacida en la Isla de La Palma a principios de los años 90, se desarrolla en una vieja casa del Siglo XVII – Finca “La Principal”, donde tiene su sede el taller de creación.
A través de “TIME”, entregan más de 50 minutos de muestras inéditas, compuestas mayormente por Jorge Guerra y coloreadas por la experimentación colectiva. Representan la feliz conjunción de los elementos: tímbricas vocales singulares, armonías sencillas pero efectivas y formas poco comunes de entender la percusión.
En directo, transmiten una radiante y contagiosa sensación de felicidad sonora. La voz de María Padrón destaca como solista, a la vez que complementa de forma magistral al canto de Jorge Guerra, líder vocal del grupo y guitarrista, secundado por Rodrigo Melgar en las voces, el tres cubano y flautas, Domingo Castellano al bajo, Jonny Acosta con sus destacados aliños de guitarra eléctrica, y el empaste percutivo de Jorge Hernández al Djembé y cajón peruano, Juan Carlos Álvarez a los bongos y congas, y Gustavo Nasco en los timbales y tambora afroamericana. En ocasiones también cuentan con Pepetoni Tamarit a la Batería.

Antecedentes

El grupo toma su nombre del místico irlandés San Brandan, que en el siglo VI se aventuró en un viaje a través del océano Atlántico y dio pie a la leyenda de la isla Non Trubada, conocida como San Borondón. El misterio de la isla, que aparece y desaparece a los navegantes en el mar, ha sido una constante en el lugar donde reside el grupo: la Isla de La Palma, conocida también como la isla bonita.
Su silueta se recorta nítida sobre el mar dejándose ver solamente por los que conocen su secreto: « para verla, hay que creerla », dice el refrán. Así, el grupo evoca el milagro que se realiza en sus conciertos, la improbable certeza de que algo tangible, real y verdadero se alza potente al otro lado de la confusa bruma del día a día. Como en una isla imposible, el público se encuentra de pronto celebrando ese momento mágico de verse inmerso y encantado por el arte mestizo.
Vrandan, recoge el testigo de este viaje místico-oceánico y lo transforma en un viaje sonoro a través de las formas culturales del mundo Atlántico. La Palma, es sin duda uno de los epicentros en el tráfico de influencias culturales desde el viejo mundo europeo hacia América, pasando por el continente africano y regresando con el mestizaje posterior afroiberoamericano. Descubre la Isla de La Palma >>

¿Interesado en un concierto, entrevista o distribuir “TIME”?

Descarga nuestro dossier